Entrevista a Marylen Serna, vocera de Congreso de los Pueblos

El debate que se ha generado ante la opinión nacional e internacional sobre los diálogos de paz en la Habana, y la urgencia de alcanzar una paz integral exigida por parte de movimientos sociales y políticos en Colombia, convoca a que todos los sectores sociales y políticos nos preguntemos por las formas, estrategias y mecanismos con los que podamos plantear el fin del conflicto armado en el país, y de perfilar propuestas que permitan transformar las condiciones de pobreza y miseria en la que se halla Colombia.

En ese sentido, Aula y Palabra presenta una entrevista realizada a Marylen Serna, vocera del Congreso de los Pueblos, quien desde su experiencia nos habla del papel que desempeñan las mujeres en temas de participación política en la construcción de paz en la coyuntura. Para efectos de la lectura, es importante tener en cuenta que esta mujer ha tenido una trayectoria social y política que la destaca como una lidereza campesina y una mujer comprometida con las luchas del conjunto de la sociedad colombiana.

AULA Y PALABRA: ¿Cómo se evidencia hoy la participación de las mujeres en la definición de la política del país?

MARYLEN SERNA: Yo creo que se ha ido cualificando la participación de las mujeres en los últimos años. Escenarios como los de paz han permitido que las mujeres nos pensemos mucho más de cerca nuestro papel en la construcción de la paz, pero sobre todo ir definiendo unos temas que son centrales en los impactos que la guerra ha tenido sobre las mujeres para plantear nuestras propuestas. Más concretamente en el tema del conflicto armado en Colombia, ser mucho más conscientes de los impactos y las agresiones de las que han sido víctimas las mujeres en el marco del mismo, pero también poder visibilizar las distintas formas de violencia que recaen sobre este sector; además de evidenciar que para los actores armados las mujeres son un trofeo de guerra, para la venganza, el control territorial, la generación del terror, el desplazamiento forzado. Es preciso decir que todo esto ha redundado en que la participación de nosotras se eleve, pues reclamamos ese papel protagónico en la construcción de la paz. Todo ese tipo de acciones es lo que ha hecho que nuestra participación sea más cualificada en los temas de asunto público en el país.

AYP: ¿Por qué es importante que la voz de las mujeres de las organizaciones sociales y populares sea escuchada para alcanzar la paz?

MS: Como mencionaba antes, las mujeres han sido víctimas de todo el conflicto político, social, cultural y armado. En el marco del conflicto armado las voces de las mujeres son fundamentales en el sentido que ha habido una cran victimización sobre este sector, los diversos tipos de violencias, violencia psicológica y social. Si no se generan cambios en ese sentido, si no hay una consciencia social, una conciencia por parte de los actores armados de que es necesario transformar y cambiar esas acciones,  va a ser imposible pensarnos una paz integral y  duradera. El hecho de que en la mesa en la Habana no haya participación de las víctimas del conflicto armado representados por las mujeres, no sé qué acuerdos se van a establecer allá que realmente generen una transformación de esas prácticas violentas hacia las mujeres como parte fundamental del conflicto armado.

s muy importante que las mujeres sigamos pensando la paz como un derecho. Que identifiquemos las situaciones que nos victimizan y nos excluyen de un nuevo modelo de participación, un nuevo modelo político.

 Es muy importante que las mujeres sigamos pensando la paz como un derecho. Que identifiquemos las situaciones que nos victimizan y nos excluyen de un nuevo modelo de participación, un nuevo modelo político.

AYP: En el marco del conflicto político, social y armado que atraviesa el país, las mujeres del campo y la ciudad han sido tratadas como un trofeo de guerra por parte de los actores armados. ¿Por qué en este contexto de paz es clave exigir como mujeres el cese bilateral al fuego?

MS: El hecho de que el conflicto esté fortalecido en las regiones, que en los territorios haya una confrontación armada, donde haya un fuerte involucramiento de la sociedad civil y donde dentro de esa población se encuentran las mujeres fuertemente victimizadas, es clave para generar las condiciones, los escenarios, el ambiente y las formas de participación, que se pare la guerra para que las mujeres se constituyan en un actor político y social  más en la construcción de la paz. Parar ese conflicto armado, parar las agresiones, pensar cómo se van a proteger a las mujeres, pensar en mecanismos idóneos para la verdad, la justicia y la reparación integral, como las garantías de no repetición, es fundamental en la construcción de paz. Si esto no se hace en el contexto de parar la guerra, de un cese bilateral, pues la paz será una aspiración lejana.

AYP: ¿Cuál es el papel que juega el movimiento de mujeres en el proceso de consolidación de un gran movimiento social por la paz?

MS: Las mujeres hemos desarrollado luchas históricas. En los últimos tiempos en Colombia lo relacionado con el conflicto armado ha potenciado este movimiento, alrededor del tema de la no victimización de las mujeres en el conflicto. No se puede desconocer que muchas mujeres han adelantado luchas en torno a la exigencia de derechos, de la defensa de los territorios, la autodeterminación, entre otras, entonces si un movimiento de mujeres no se plantea una salida, no solamente a la guerra, sino una salida a las condiciones sociales, políticas y económicas que han generado su exclusión, su invisibilización, pues realmente construir la paz va a ser muy difícil. Por eso consolidar un movimiento de mujeres es importante porque hay una lucha de mujeres desarticulada, que es necesario poner a confluir. Por eso desde el Congreso de los Pueblos estamos impulsando un gran Congreso de Mujeres donde realmente nos pongamos a pensar no solo desde lo reivindicativo-sectorial, sino desde propuestas concretas y nuestro papel en la transformación de la realidad de Colombia.

AYP: ¿Cuál es la invitación que desde el Congreso de los Pueblos se hace a las mujeres que están interesadas en alcanzar la paz para nuestro país?

MS: Es muy importante que las mujeres sigamos pensando la paz como un derecho. Que identifiquemos las situaciones que nos victimizan y nos excluyen de un nuevo modelo de participación, un nuevo modelo político. En ese sentido, es importante la organización, la consolidación de un movimiento y también la generación de un proceso de unidad, pero también la generación escenarios muy concretos que cuenten con la visión de las mujeres. Ahí está la importancia de un Congreso de Mujeres que lógicamente no solo es un espacio de Congreso, sino de muchas expresiones organizadas y no organizadas de mujeres, que trabajan desde lo local hacia lo nacional, y que se hace necesario que confluyamos, pero sobre todo que construyamos desde nuestras perspectivas la defensa de los derechos en clave de paz.

Muchas gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s