Existe en la UPN un grave problema en cuanto a cómo se entiende y se caracteriza  la “seguridad y la convivencia universitaria”, por una parte, la administración la entiende como la ejecución de proyectos impulsados solamente por ellos mismos en conjunto con organismos externos de la universidad, invisibilizando la postura política en la toma de decisiones del resto de la comunidad universitaria.

Claro ejemplo de la postura anterior, es lo que el rector Juan Carlos Orozco expone en el acta 02 del Consejo Superior el 1 marzo del 2013:se requería avanzar en el reconocimiento de la situación y empezar a implementar una serie de recomendaciones del estudio coordinado por el equipo del doctor Hugo Acero (…) reconocido como un estudio pionero en la seguridad y la convivencia en espacios universitarios (…) las recomendaciones realizadas habían sido un insumo importante para las acciones y decisiones adoptadas en relación con estos temas (…) tema transversal a la misión de la Institución, no del resorte exclusivo de la comunidad universitaria y que debería contar con las autoridades, con los vecinos y con elementos como el sentido de la formación que se le da a los estudiantes y los sentidos de apropiación de quienes forman parte de la comunidad pedagógica como institución de carácter público (…) las acciones tienen que lograr un sentido de apropiación de la necesidad de convivir del conjunto de la comunidad, lo que implicaba que fuese un elemento constitutivo del proyecto educativo (…) por lo que se hacía pertinente un trabajo con la Policía Metropolitana y entidades distritales como la Personería, la Alcaldía Local de Chapinero, entre otras[1].

UPN

La administración pretende planificar y ejecutar los proyectos sin antes haber debatido las intenciones de una manera amplia con la comunidad universitaria. La autonomía y la soberanía de la UPN se han pasado por alto, en tanto que agentes externos toman decisiones de “seguridad y convivencia” como también de “formación pedagógica”.

La dosificación universitaria ha llegado a tal punto que: se destruyen procesos sociales autónomos de los y las estudiantes, se ejecutan presupuestos financieros sin consultar a la comunidad universitaria y muchos más ejemplos que demuestran las dinámicas actuales de la burocracia institucional que prevalece en la UPN.

Los y las estudiantes no olvidamos las acciones de cinismo y mentira, de plagio y opresión, de autoritarismo en disfraz de democracia institucional que ha ejecutado la actual administración. Recordamos indignad@s los acontecimientos del año 2012 en la sede de la 72 el día martes 9 de octubre, cuando en horas de la madrugada, la policía en complicidad con la administración toma por asalto la universidad, dando la orden de saquear los materiales  contenidos en las 3 oficinas estudiantiles ubicadas en la parte frontal del edificio A y B, como también la oficina estudiantil central de la plaza Darío Betancourt. Como justificación del ingreso de la policía a la universidad se plantea la  búsqueda material inflamable y explosivo, el cual nunca fue encontrado.

Actualmente sucedió algo similar: las tres oficinas estudiantiles fueron aniquiladas por la administración el día 13 y 14 de julio del 2013 ¿Cuál es la intención de la administración al destruir los procesos estudiantiles? ¿Cuál será nuestra reacción? ¿Cuáles serán  nuestras propuestas frente a lo ocurrido? Algunas propuestas ya generan ecos en los medios de contra-comunicación: la organización y movilización, re-construcción de las oficinas, rendición de cuentas de la administración a toda la comunidad universitaria, etc.

La intención de tal acción destructiva (como también de otras semejantes) se pueden encontrar “justificadas”  en el documento informe: “Situación de convivencia y seguridad universitaria”[2]. Este documento comprende las orientaciones de acciones policivas, de control y vigilancia a la comunidad; mas no una política pedagógica de convivencia y fraternidad como debe ser: fortalecer las relaciones académicas y sociales de la comunidad universitaria en su cotidianidad.

Recordemos que la toma de las oficinas fue debido al abandono institucional y también recordemos que cada oficina se ocupó con proyecciones sociales y estudiantiles. Ni a los representantes estudiantiles, ni  a toda la comunidad universitaria, se nos consultó acerca de estas acciones, sin embargo, queremos reiterar que la coordinadora estudiantil le hará frente a las acciones irracionales de la administración.

Convocamos a toda la comunidad universitaria a que nos organicemos y debatamos sobre esta situación.

Desde abajo y con la gente por una UPN diferente.

Heiler Lamprea.

(Representante de los estudiantes ante el Consejo Superior).

Accion maestr@-RED REVUELTA.

accionmaestra@hotmail.com.


[1] Universidad Pedagógica Nacional. Consejo Superior, acta 02, Bogota D.C, 1 de marzo del 2013, Sala de Juntas, Edificio Administrativo Universidad Pedagógica Nacional.

[2] Consultoría Seguridad Ciudadana Perspectivas y Soluciones. Contrato No. 330 de 2011. Coordinada por el Sr. Hugo Acero Velásquez. Experto colombiano en seguridad ciudadana. Asesor del Director Nacional de la Policía en Colombia. Ver el perfil profesional y presentación de algunos rasgos de su enfoque en una entrevista consultada en: http://www.youtube.com/watch?v=pyqE2dD4Ryk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: