Sin agua ni petróleo que beber.

Gracias al modelo de expoliación de nuestros recursos, como respuesta a la crisis ambiental que vive Colombia a finales de Marzo de 2014, en Paz de Ariporo, Casanare, volvemos a denunciar y proponer un cambio en los Planes de Gobierno, en su hilo económico de extracción de recursos naturales que desangra ríos, ecosistema y pueblos.

 Imagen

( Imagen tomada de Internet) 

Una noticia que muestra miles y miles de animales entre reses, chigüiros, caimanes, peces; una variedad de especies que por falta de alimento y agua,  gracias a las petroleras en la región, están muriendo diariamente;  fiel reflejo de cómo vivimos en este país, de cómo nos obligan a morir de hambre y sed. Así mueren los animales que no pueden reclamar y acto seguido nosotras que podemos pero no lo hacemos .

 En este caso no sale la Fuerza Pública, no  se utilizan los helicópteros, tanques, camiones y demás para trabajar en equipo en función de responder a una situación crítica; “vean, se está muriendo de sed… aquí noticias caracol, el primero en mostrarlo“.

 De manera organizada podemos frenar este daño; por el bien de los animales y por nuestro propio bien; no sólo hay que compartir la noticia, hay que trascender, ir más allá en su real significado; nos estamos muriendo lentamente, perdón, rápidamente, así es y lo acabamos de observar en las noticias del medio día; gracias a una política y una gestión de extracción cuyas consecuencias son la muerte y la burla de nuestra soberanía y autodeterminación, sí, es esa misma política de -las locomotoras del desarrollo-, las mismas por las que muchas/os piensan volver legitimar de nuevo en las Elecciones al actual Presidente.

 ¿Porqué los países más ricos en recursos naturales, en biodiversidad, en oro, agua, plata, carbón, gas, petroleo, son los más pobres y los más violentos? ¿Qué patrón hay ahí? Nuestras gentes no son perzosas, se levantan y trabajan de sol a sol, pero la leche no da, la papa es cara de producir y vender y cada vez que vendemos nuestros recursos al extranjero terminamos peor de lo que empezamos.

 Reflexionemos juntas,  se pueden extraer los recursos de nuestros suelos de manera -digna, productiva, y sin acabar con todo-; nuestras comunidades campesinas los han hecho durante mucho tiempo. Asumamos que eso en Casanare es nuestro, no es ajeno como lo quieren hacer ver al compararlo con los problemas de Africa, esos también son nuestros problemas; y, este es otro motivo para sumar en la lista que tenemos por reclamar en el Paro Nacional, un Paro que responderá eficazmente a esta y muchas situaciones indignas que vivimos como colombianas/os.

 Sorprende la capacidad de muerte que tienen los gobiernos de turno. 

 

Colectivo Heriberto de la Calle

Anuncios

Un comentario en “Sin agua ni petróleo que beber.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s