La soledad del pueblo colombiano

/Cien Años de Soledad, 500 años de Resistencia, 250 de lucha comunera, tres cuartos de siglo de lucha de la clase popular colombiana// Si Garcia Márquez tan solo hubiera escrito ciencia ficción o si se hubiera limitado a ser excéntrico y magicamente detallista para describir el mundo dentro de su cabeza, solamente sería recordado como lo que de hecho se han limitado a resaltar los desmemoriados medios colombianos, solo como el ganador de un nobel, el fundador de un estilo narrativo y como un estudiante de derecho disidente.

Pero Gabo es más, sigue siendo mucho más que eso, es quien ha sido capaz de ponerle nombres, personajes, momentos y colores a los hechos políticos mas dantescos de nuestra historia, el que sin hacerlo evidente le ha dicho al mundo que los que mandan aquí lo han hecho como los mas extravagantes mercenarios, que la miseria tiene muchas mas causas que la mala suerte, y que la soledad la va poniendo el despojo, el terror, la barbarie y el colonialismo. Contar la historia de los pueblos colombianos no es un acto de ficción, es una acto de simple valentía, de poética resistencia, de cabeza fría para poner en letras la sangre que nuestros verdaderos y verdaderas libertadoras han derramado, y es un acto sobretodo de puro amor por nuestros sueños, por el socialismo con el que Gabo soñaba, por las verdades que tanto buscaba y por la oportunidad de decirle a esta oligarquía que hoy se avalancha a las elecciones, que los de abajo tenemos memoria, que el pueblo es pícaro y que no se deja meter cuento y que la historia nuestra, esa que hemos hecho los pueblos, si tiene voceros… Que mataron a Gaitán por ejemplo, es algo que solo se pudo “Vivir para Contar”.

Es un pesar que Gabo ya no esté para seguir escribiendo lo que aún es parte de nuestra cotidianidad, las macabras persecuciones que nunca se han detenido, las mentiras bajo las que nos han implantado el miedo, el silencio y el olvido al que nos han sometido. De hecho, ni él, ni Macondo, ni Aureliano, son una simple muestra de idiosincracia y de cultura colombiana, son mas bien el testimonio vivo de que la vida digna en Colombia, que la paz con Justicia Social y que la democracia, son solo sueños para continuar llenándonos de mariposas amarillas y de sueños, amores y esperanzas tan profundas que podrían sólo ser imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: