Llegó la hora de luchar por el poder popular

Ante los resultados de estas elecciones, con Zuluaga punteando y Santos siguiéndole, parece que nuestra gente se entristece por lo que pasó éste domingo en las urnas . Nada de eso.Nada de tristeza, eso quieren nuestros verdugos. Contra la muerte: la vida siempre.

Imagen

( Marcha la Cumbre Agraria, escenario unitario de nuestros pueblos)

La paz no de es fulano, la paz son cambios y el mandato es de nuestros pueblos.

 Que éste sea un llamado para seguir ahondando en nuestros esfuerzos por cambiar el país , un llamado a hacer florecer la patria . La gente no salió a votar masivamente por Zuluaga y tampoco por Santos, no apoya más del 10 % de la población a Zuluaga.

 Frente al Polo y a la UP, queda resaltar el ejemplo de unidad de estas dos facciones de la izquierda con un logro del 15 % de los votos. Sabemos que no es suficiente con la unidad ante el momento electoral, esto sí y sólo si se considera necesario, es un momento de la construcción del poder.Si de esos dos millones de votos estuvieran organizados al menos la mitad, no sólo habríamos hecho la revolución en Colombia sino en todo el continente. Es hora de ganar una relación con el electorado que esta dispuesta al cambio.

 Frente a al 60% de las personas que no votan, hay mucha tela por donde cortar, la educación política es necesaria, porque si todas votáramos sería imposible que la mermelada alcanzara para todas. Dejarle la vía libre al opresor y no votar o ser abstencionista activo es facilitarle que gane. Estoy de acuerdo que no son elecciones legítimas porque nuestra gente no vota pero no por eso , la no votación llevará a Colombia a la indignación y a su vez a reclamar un proceso de Asamblea Nacional Constituyente. Si llegamos a la ANC el camino será complejo y sólo la construcción de poder desde la base asegurará que Uribe no manosee la nueva carta política.

 La política no es un chiste y no es una cosa del mamertismo. Es una discusión que debemos dar en serio. La motosierra para nuestra gente no puede ser una opción. Si bien Santos y Uribe juegan juegos sucios lo que esta implicito en el discurso del uno y del otro debe evaluarse.

Ante este panorama debemos tomar decisiones tácticas certeras, sin desperdiciar el 5% del voto en blanco.

Hoy más que nunca la unidad es un imperativo para quienes, seguimos creyendo en nuestro Pueblo y seguimos construyendo, en la clase, en la casa, en el barrio, en la plaza, en la calle, un país con vida digna y justicia social. Estos resultados deben ser un aglutinador para la inconformidad, pero no la pasiva que designa la culpa en otros, sino la inconformidad activa y rebelde que con sus manos labra un futuro diferente.

Nuestra democracia nunca se ha limitado a las urnas, de hecho en determinados momentos se ha opuesto radicalmente, sin embargo debemos ser inteligentes en combinar las formas de lucha y en tomar la institucionalidad por asalto, siempre acompañada de la movilización social y la construcción de poder popular. No podemos permitir que nuestra historia siga siendo lineal y decadente, pero debemos ser capaces de disputar nuestra propuesta política de cambio en los espacios más amañados por las clases políticas tradicionales y entreguistas.

La democracia de voto no es la única, pero dejarle la vía libre a la rancia clase política de nuestro país, por pereza o por inconformismo superficial es permitirle que gane. Lo que dan los votos es la posiblidad de decidir, no la legitimidad para gobernar. Es momento de que, como Pueblo consciente, que no cree a ciegas en los medios de comunicación ni en las propuestas vacías y mentirosas, tomemos acciones contundentes y directas frente a un modelo económico y político retardatario y que no responde a las necesidades de nuestro Pueblo.

La defensa de lo público, los derechos sociales, la defensa de nuestro territorio, la vida digna, la justicia social, la paz que son cambios, seguirán siendo nuestras banderas de lucha incansable. Esto no es una derrota, es un reto para la Colombia digna que buscamos. No nos queda más por decir que la invitación es a seguir movilizándonos y a seguir construyendo con sueños, pero también con acciones certerzas, una Colombia libre y soberana. Y recordar siempre que:

LOS DERECHOS NO SE MENDIGAN. SE ARRANCAN AL CALOR DE LA LUCHA ORGANIZADA.

Editorial del 25 Mayo.

Red Estudiantil Distrital Revuelta.

Anuncios

Un comentario en “Llegó la hora de luchar por el poder popular

  1. Como NO hay otras opciones, y el pueblo de la Patria Boba, seguirá siendo bobo, por largos años, hay que escoger entre

    el Fin de la Guerra o la Guerra como fin

    Así muchos nos gusten del Santo-s- es el único que podría contribuir con el milagrito de alcanzar la Paz, a pesar de…., ese es el unico sendero por ahora, hay que ir pensando para 4 años, o se nos mete el diablo desde el congreso, con otras reformas, o lo atajamos o nos clava 20 años mas de guerra, para militarismo, desplazamientos, destierro, narcotrafico, recuerden que a su papá no lo mato la guerrilla, ni la delincuencia, lo Mataron sus propios Socios del Narcotrafico, le metieron varios balazos y lo sacaron de su finca ne un Helicóptero Hius 500 de Pablito mijo, ex socio de su papito- muy parecido a este. 

    a Votar se dijo para que a los colombianos se haga el Milagrito, solo cabe pro el santico

    El Domingo, 25 de mayo, 2014 8:35 P.M., AULA & PALABRA escribió:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s