¿RECTORÍA PARA QUIEN?

“Ante la impotencia de los sectores mayoritarios de la universidad porque este lugar lo asuma alguien con amplio reconocimiento, se tiende a perder de vista la importancia de una buena rectoría.”

10411975_1383283028627877_981734291165908717_n

Por estos días circula una discusión en el ambiente de la Universidad Pedagógica Nacional, (aparte de las proyecciones de que gobierno será peor estando en manos de Santos o de Zuluaga (Uribe) y de cómo fortalecer la lucha popular), se presenta también una disputa interna en torno a la designación de la persona que estará a cargo de la rectoría durante los próximos 4 años, es por ello que no podemos dejar pasar algunas reflexiones en torno a este momento y que definitivamente tendrá peso tanto en los procesos orgánicos con que hoy cuenta la universidad como en los que están enquistados en las riendas burocráticas que han servido mas para intereses personales que para el beneficio de la comunidad universitaria.

Generalmente, un asunto de estos es de esperarse que contara con la preocupación de muchos, sin embargo, con el pasar de los años y ante la impotencia de los sectores mayoritarios de la universidad porque este lugar lo asuma alguien con amplio reconocimiento, se tiende a perder de vista la importancia de una buena rectoría. Sin embargo, queremos reconocer que este ambiente ha venido cambiando, el solo hecho (por insignificante que parezca) de que el debate se hubiera llevado a cabo en el coliseo de la universidad pone a la comunidad en una actitud de discusión  política diferente, así mismo nunca se había tenido una votación tan alta en la consulta para elegir un rector, más de 1400 votos demuestran que ya no es una ínfima minoría la que se piensa hoy la universidad, por el contrario evidenciamos un fenómeno de politización en ascenso que necesariamente debe repercutir en asumir nuestra UPN con un debate acerca de la gobernabilidad mucho más profundo, darle importancia a las apuestas autónomas de los diferentes sectores y apoyar las iniciativas que como las actividades de “ponte la 10 por la UPN” sirven para mostrar otro tipo de apropiación y de respuesta a la negligencia del estado en cumplir con su responsabilidad.

Ahora bien, es necesario por ello pensar ¿para quién es la rectoría?, hoy creemos que debe ser como se ha manifestado en las propuestas del profesor Atheortua, “una rectoría de cara a la universidad, para una universidad de cara al país”, no puede ser que este espacio tan importante pueda seguir sirviendo para jactarse de un lugar de poder o simplemente la excusa de un gran empleo para algunos que están buscando una buena referencia en su hoja de vida, tampoco queremos una rectoría para el gobierno, para que se haga lo que el ministerio dictamine sin ver nuestra especificad y reconocer el papel del docente en la sociedad.

Finalmente, creemos que la discusión no acába en que el Consejo Superior asuma la voluntad de la comunidad y reafirme al profesor Adolfo en este cargo, esto debe servir para apuntalar en las discusiones de la formación de docentes de manera digna para el país, de poder tener una administración que no se presente ajena a nosotros y para que se mantenga puesta al servicio de la academia y el bienestar de su comunidad como soporte principal.

 Nelson Aguilar10295677_1383283735294473_2263287991415850869_n

Representante de los estudiantes al Consejo Académico

Colectivo A-Luchar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s