¿En dónde quedó la UPN que queremos?

colectivaEs imposible dejar pasar por alto que luego de lograr como COMUNIDAD UNIVERSITARIA no solo que el profesor Adolfo León Atehortúa llegara a la rectoría de la universidad, sino que el ambiente de movilización del semestre pasado luego del vivido en el 2011, fuera uno de los más concurridos tanto por el estudiantado como por l@s profesores y l@s trabajadores, logrando por ejemplo la instalación de la MULTIESTAMENTARIA, haya dejado como resultado una absoluta quietud en nuestro campus.

Nos encontramos frente a lo que podríamos denominar como una paradoja, pues mientras el país sigue expuesto a las lógicas neoliberales de sujeción en los derechos sociales a las reglas del mercado, comprando y vendiendo la dignidad de las personas, privatizando los bienes públicos y debilitando el papel que tiene el Estado para ser garante de derechos; nuestra alma mater  tiene un aliciente a su favor,  una nueva administración que a pesar de recibir las riendas de la universidad en una total crisis no solamente Financiera, sino con un tejido social harapiento y una cultura política acrítica, ha logrado que el dialogo y la construcción conjunta –como se demostró en la elaboración de la Hoja de ruta del PDI- sean un elemento central, así como afianzar el relacionamiento con el consejo de Bogotá, logrando la aprobación de la emisión y el recaudo de la estampilla pro Universidad Pedagógica, aun cuando este presupuesto como bien sabemos es insuficiente; también ha logrado  poner en opinión pública y en opinión del ministerio de educación la grave crisis estructural a la que nos enfrentamos como educadora de educadores, tarea que claramente corresponde al nuevo rector y a su equipo de trabajo, pero ¿Qué papel jugamos nosotr@s como estudiantes en estas demandas?.

A pesar de que la elección de Atehortúa fue por unanimidad ante el consejo superior universitario –CSU-  y que en la consulta popular ganara obteniendo 1.451 votos por parte de la comunidad, evidenciando la legitimidad de su candidatura; los aires de alegría como se mencionaban los primeros meses, ya cuentan con algunas auras de tristeza.  Entre pasillos, horas de almuerzo y espacios académicos, se escucha el descontento de algunas personas, por problemas que sin lugar a dudas deben ser solucionados, la falta de presupuesto para una política de bienestar universitario que garantice los derechos fundamentales de la comunidad universitaria, de esto subyace los problemas del olvido y el arreglo de la unidad de salud odontológica que se encuentra dañada, la cual impide la normalidad en la atención a las necesidades de l@s estudiantes, o como los implementos de cocina que también se encuentran dañados, por los cuales ya no se ofrece sopa en el menú; así mismo los problemas de infraestructura y en aspectos académicos que presenta la universidad, han generado inconvenientes por ejemplo en la falta de  laboratorios para la facultad de ciencia y tecnología, la desactualización de la bibliografía de la biblioteca y los escasos apoyos a l@s estudiantes para sus investigaciones, etc.

UPN
Movilización UPN – Foto por el colectivo Quac!

Por otro lado, frente al ambiente de pacificación que se ha vendido de la universidad en los medios de comunicación por medio de las declaraciones del rector diciendo que la construcción metodológica del foro que se desarrollara el 29 de octubre apaciguaría los tropeles, puesto que dicha realización estaría sujeta a una sola condición, que no haya más tropeles en la universidad; ha dejado totalmente de lado las diferentes respuestas que han generado los grupos clandestinos, poniendo en contradicción sus palabras para la prensa; pues no es tan cierto que dicho foro apacigüe los tropeles en nuestra UPN, la mayoría de los grupos clandestinos frente a su condición y propuesta han referido que sus acciones violentas no solo se generan por la crisis local que enfrentamos como Universidad, sino que responden a las problemáticas estructurales que vive el país, y que aun cuando aplauden la realización del foro del 29 como un espacio de dialogo conjunto, es preocupante que la nueva administración venda la idea de que es más fácil acabar con los tropeles que con el microtrafico en nuestra alma mater. ¿Pero acaso la consigna de la alegría ya viene, se entendió como Adolfo el mesías que convierte el agua en vino?

Es terriblemente contradictorio que la misma comunidad universitaria que nos movilizamos, participamos en asambleas, votamos y nos alegramos por este logro, permitamos que se siga construyendo un ambiente de mesías, de Adolfo el salvador que vino a cambiarnos todos los problemas, como si no supiéramos que el gran inconveniente se origina por la falta de presupuesto con la que cuentan las universidades estatales, que la disputa no se tiene que pensar solamente en relación local, sino que nos enfrentamos a una nueva reforma educativa que lleva por nombre “Acuerdo por lo Superior 2034”, que lejos de ser una nueva propuesta que recoja los acumulados discutidos de la MANE, los niega, pues este “Acuerdo” no acuerdo se basa en los mismos postulados de lo que fue la reforma a la ley 30, aumentando el déficit de 12. 5 Billones de pesos de las 32 universidades públicas,  agenciando la cartera morosa del ICETEX que tiene endeudados a los estudiantes de las universidades privadas, así como no resuelve de manera eficaz los problemas de contratación docente en la IES, entre un sin número de elementos que ponen a la educación superior como un servicio y no un derecho, proyectándonos como un país de obrer@s capacitados para el trabajo de mano de obra barata.

En ese sentido tendríamos que preguntarnos ¿en dónde quedaron las jornadas de ponte la 10 por la universidad?, ¿en donde quedo la disposición como ESTUDIANTES para darle desarrollo a los Consejos Estudiantiles o a la Movilización en contra de las arbitrariedades y descaros que sigue haciendo el Gobierno, el sector privado y la ultra derecha?, o ¿Qué tantas garantías representa el rector para esta movilización que necesitamos?,  como UPN tenemos un enorme reto que afrontar, pues somos la Educadora de Educadores, los y las futuras docentes que tenemos la responsabilidad de luchar por una educación pública, gratuita y de calidad que si es posible!.

Fanzine La caja de Pandora, colectiva libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: