UNIVERSIDAD NACIONAL: Un negocio redondo

asdHoy la Universidad Nacional de Colombia, una de las mejores universidades del país,  está pasando por una de sus crisis más agudas en la historia, no solo en términos financieros sino de bienestar y de democracia; una muestra de esto es el saldo de 7.200 millones de pesos déficit que tiene en este momento la Facultad de Ciencias Humanas (FCH) y un saldo de 700 millones de pesos que ti ene la Facultad de odontología. Es desalentador el panorama que se ve por la gran crisis que está pasando la Universidad en estos momentos, resultado de una década llena de privatización y falta de garantías para la educación digna por parte de las administraciones y el gobierno nacional.

Dentro de las mayores exigencias que tiene la Facultad de Ciencias Humanas, está:

  • Eximir del pago de las transferencias de la FCH al nivel central. Pedir la exención de transferencias adeudadas, que ascienden a más de 4450 millones. En este momento la Facultad no cuenta con los recursos suficientes para cubrir con sus gastos de funcionamiento – esta sólo dispone de $631.641.857 – y se calcula un monto de $2.706.889.368 para los requerimientos financieros.
  • Una rendición de cuentas clara por quienes han ejercido como Decanos desde 2009, Fabián Sanabria y Sergio Bolaños, para que esclarezcan en qué se invirtieron los recursos que debían ser destinados para las transferencias al nivel central y que hoy son la causa de la gran crisis que está pasando la Facultad.
  • El reconocimiento de la constitución de un órgano adjunto al Consejo de Facultad que, en debido ejercicio del Co-gobierno y la Democracia Universitaria real, cumpla funciones de acompañamiento, seguimiento y dirección de la Facultad para superar la crisis que actualmente Éste deberá contar, en un primer momento, con la participación protagónica de  los Representantes Estudiantiles, Representantes Profesorales y Trabajadores de cada unidad académica, los cuales, a su vez, deberán velar por su ampliación hacia la participación mayoritaria, democrática y decisoria de toda la comunidad académica de la Facultad.

Este semestre se abre un nuevo panorama que pone en alerta y movilización constante, no solo a la Facultad de Ciencias Humanas, sino a toda la universidad en su mayoría. Es muy importante tener en cuenta esto ya que no sólo desde el estamento estudiantil estamos siendo afectados y afectadas, sino que nuevamente la administración de la universidad le incumple a los trabajadores quienes, en respuesta a esto, han definido como hora cero para su movilización el día 13 de abril de 2015;  es momento de unificar esfuerzos por la defensa de la Universidad Pública, Estatal y Gratuita.

nachoPor otro lado, en momentos electorales salen las peores actitudes de la competitividad, en lo que respecta a dicho escenario. Una muestra de esto es como Mantilla sale a relucir su “buena” administración llena de una burocratización e imposición desde los intereses del Gobierno Nacional. Tras la crisis por la que atraviesa la Universidad el famoso Rector se lava las manos asegurando que el tema no es de su competencia, sino que es problema de las facultades. Esto puede ser una aseveración muy peligrosa, para su candidatura, puesto que siendo su deber, como representante legal de la Universidad, velar por el buen funcionamiento de la misma en todos sus aspectos (bienestar, financiación, infraestructura, etc) encontramos como resultado de su gestión: una Universidad con el 60% de los edificios en malas condiciones infraestructurales,  competencia entre Facultades por quién produce más dineros para su mantenimiento, una baja inversión en las funciones misionales de la Universidad y el Bienestar Institucional, pero mientras tanto se jacta en su sillón de plumas diciendo que todo está bien.

Es momento de elevar los niveles de conciencia, de acción y de participación de todo el sector estudiantil por la defensa de, esta, nuestra Alma Mater. No dejemos que otros decidan por nosotros y nosotras en este momento. Debemos empoderarnos del rumbo de nuestra Universidad desde el debate y la construcción académica, hasta la movilización en la calle con el resto de la sociedad. El problema de la educación nos compete a todos y todas y, si estamos luchando por una Educación para la Paz, esta debe pasar por ser gratuita, digna y de calidad.

Exijamos las garantías para el buen desarrollo de las potencialidades que tiene cada uno desde su área de conocimiento. Salgamos a las calles para que la gente se dé cuenta que no solo es problema para nosotros quienes estudiamos, sino de los que vienen atrás y los que aún no pueden acceder a este privilegio.

Por último, hacernos la invitación a la construcción desde la base, desde nuestros Departamentos, Facultades, Semilleros, Grupos de Estudio. Es fundamental que más personas se enteren de esta situación y juntos retomemos las victorias históricas del 2011 y las que se avecinan si nos ponemos en la voluntad y disposición de demostrar que, con el apoyo incondicional del movimiento estudiantil en este momento tan trascendental de la historia colombiana, transformar nuestra Universidad Nacional y nuestro país SI ES POSIBLE.

Red Estudiantil Distrital Revuelta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s