LLAMAMIENTO AL ESTUDIANTADO COLOMBIANO. (ENEES)

Para que germinen las transformaciones y se reactiven los sueños de una educación para un país con Soberanía, Democracia y paz

“…Me gustan los estudiantes porque levantan el pecho,

 Cuando les dicen harina sabiéndose que es afrecho;

 Y no hacen el sordomudo cuando se presente el hecho…”

Mercedes Sosa.

Las y los estudiantes nos caracterizamos por ser portadores de  las semillas de la pregunta y la crítica; por aportar a la construcción de pensamiento nacional y no tragar entero; los/as estudiantes Colombianas somos herederas de una tradición de rebeldía y pensamiento alternativo expresado en un movimiento estudiantil que desde hace muchos años ha trabajado incansablemente por las transformaciones que nuestro país necesita. En el último periodo ese legado lo constituye la importante experiencia organizativa, programática y de movilización que constituyó la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), y es por eso que hoy,  como herederos/as de esta tradición nos volvemos a poner de pie dispuestos/as a asumir nuestro compromiso con el cambio que necesitan nuestro sistema educativo, nuestra educación superior y nuestro país.

El modelo de educación superior del gobierno de Juan Manuel Santos busca convertir la educación  en  una mercancía. Estas intenciones han quedado claras en el pasado, con el fallido proyecto de reforma a la ley 30 de 1992 adelantado en el año 2011, así como en el inconsulto y antidemocrático “Acuerdo por lo superior 2034”. En la actualidad, nos encontramos ante la discusión del  Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014-2018 construido a la sazón de las exigencias de la Organización para la cooperación y el desarrollo Económico (OCDE). Aprovechando la falacia de Colombia “la más educada” divulgada por el gobierno, se crea un sistema de educación nacional terciaria que le quita su lugar  a la universidad, da marcos nuevos de cualificación que flexibilizan las dinámicas académicas para comerciarlas y vincularlas a los intereses del mercado. Como si fuera poco el  PND de Santos profundiza el endeudamiento de familias enteras y de las instituciones de educación superior públicas como modelo de financiamiento, entre otras tantas medidas que, se pretende, se conviertan en ley sin haber sido consultadas o debatidas con las comunidades educativas como lo dejan claro los constantes  pronunciamientos de rechazo al PND por parte de estudiantes,  profesores/as, trabajadores/as  e incluso directivas.

Paralelamente la ostentosa política  “Ser pilo paga” vuelve privilegio de unos pocos pilos el derecho de todos y todas, reduciendo la educación a unos pocos  (muy pocos) que superen todos los embates del sistema educativo, para luego hacer parte del gran engaño a la sociedad colombiana, ya que estas becas no terminan siendo más que créditos. Es indignante ver cómo el dinero destinado a este programa excluyente y engañoso, podría ser invertido en solucionar el déficit de 12, 5 billones que padecen nuestras universidades públicas. Contrario a esto, el gobierno ha puesto el dinero público a subsidiar universidades privadas de elite.

 Finalmente, Santos y Parody pisotean por completo la autonomía universitaria pretendiendo vigilar y controlar el que hacer de las Instituciones de educación superior  a través  de la “ley de inspección y vigilancia” aprobada a hurtadillas y de espaldas a la comunidad educativa. Esta ley no solucionará los problemas de corrupción y malos manejos tanto en instituciones privadas como públicas, ya que estos radican en la misma ley 30 de 1992 y en la actitud despectiva del gobierno, que por medio  de pañitos de agua tibia y mentiras televisadas masivamente ha pretendido ‘solucionar’ esta grave crisis. Nosotros/as hemos defendido la bandera de la autonomía y la democracia universitaria como elementos fundamentales para construir una universidad plural y conectada con los problemas de nuestra nación, pero el gobierno ha optado por violar sistemáticamente las libertades democráticas de las comunidades educativas que levantan su voz para poner en cuestión la situación imperante.

Esta nueva agresión al derecho a la educación superior implica un gran riesgo para el futuro de la sociedad colombiana. Es por ello que como estudiantes debemos decidir si estamos dispuestos/as a estar a la altura del reto histórico que se nos presenta, reactivando la movilización y la construcción de propuestas desde cada uno de nuestros claustros, fortaleciendo nuestros procesos organizativos con la participación de los más diversos sectores y actores bajo el emblema de la unidad del movimiento estudiantil y el objetivo de abrirle paso a una educación substancialmente distinta producto del debate abierto y franco.

Levantémonos a construir movilización estudiantil desde la base, alzando la bandera EN CONTRA DEL PND Y EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN COMO DERECHO FUNDAMENTAL Y BIEN COMÚN y exigiéndole  al gobierno:

  1. Retirar todos los artículos referentes a educación del PND y en su lugar incorporar un plan de financiación y rescate de  la educación pública en el que se proyecte el pago del déficit, y un  aumento progresivo del presupuesto directo a las Universidades e instituciones públicas.
  2. Derogar la ley de inspección y vigilancia por ser, en contenido y forma, antidemocrática y violatoria de la Autonomía. Reclamamos la construcción y el respeto a los mecanismos de democratización de las universidades como forma para hacer frente a la corrupción
  3. Respetar la decisión de la comunidad educativa en las consultas para la elección de rector en las distintas IES.

Rechazamos tajantemente el ánimo de lucro en la educación superior, el abandono al que el estado ha sometido las universidades públicas, la política de endeudamiento hacia el pueblo colombiano como modelo de financiamiento. Exigimos escenarios de diálogo con las comunidades académicas que permitan acordar el modelo de educación superior más adecuado para nuestro país.

Somos conscientes de que queda mucho por debatir y proponer desde todas las universidades e instituciones educativas, por lo que proponemos una agenda que posibilite estos escenarios desde las regiones. Esto empieza generando espacios en las IES para discutir los problemas particulares, las necesidades más concretas y sentidas de nosotros/as como estudiantes y la relación con la condición nacional de la educación.

 Como muestra de indignación y de la construcción de caminos de unidad, invitamos a encontrarnos en un nuevo escenario de movilización nacional el próximo 25 de Marzo en CONTRA DEL PND Y EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN COMO DERECHO FUNDAMENTAL Y BIEN COMÚN. Finalmente, como sembradores/as de un país con Soberanía, democracia y paz, nos unimos a los esfuerzos de los distintos sectores sociales y populares por la transformación del país y saludamos la jornada de movilización por la paz con justicia social del próximo 9 de Abril.

Estudiantes de Colombia: ¡Ha llegado la hora de encontrarnos de nuevo, de superar nuestros errores y mostrarle al país un movimiento estudiantil activo, crítico y propositivo, definitivamente decidido a fabricar su futuro y construir una nueva educación para un país con Soberanía, Democracia y Paz! Los y las invitamos a participar del  Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior en el mes de Abril.

¡Nos vemos en el Encuentro Nacional de Estudiantes de educación Superior!

¡Nos vemos en la lucha por una nueva educación!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s