Así se Vivió La Conmemoración Camilo Vive 51 Años En La U. Nacional

¡CAMILO VIVE!

 “Donde cayó Camilo
nació una cruz,
pero no de madera
sino de luz.”

 “¡Camilo vive! ¡La lucha sigue!” era la consigna que se gritaba en la Plaza del Che de la Universidad Nacional de Colombia, cuando, después de desbordar los asientos del auditorio Camilo Torres de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas, los asistentes al evento en conmemoración del aniversario de los 51 años de la desaparición física de Camilo Torres, se tomaron la plaza para rendirle un homenaje al sacerdote, académico y revolucionario. En este evento, se presentarían además el libro Camilo entonces y ahora frente a creyentes y agnósticos del sacerdote Javier Giraldo y Camilo Torres Restrepo. La sonrisa de la esperanza del profesor Carlos Medina Gallego.

camilo-che

El evento inició a las cinco de la tarde, en una misa presidida por el padre Giraldo en la capilla de la Universidad Nacional. “El mensaje de Camilo, es un mensaje que nos llena de gusto, es lo que podemos hacer frente a una sociedad que debe ser transformada, que debe ser cambiada”, decía el sacerdote, enfrente de un grupo de personas que participaban de forma ferviente en la eucaristía. Además, el sentimiento que invadía a los presentes, era animado por los músicos, que entonaban las canciones de Camilo; “danos un corazón grande para amar, danos un corazón grande para luchar”, reivindicando así, la enseñanza del amor eficaz

Posterior a la misa, los presentes se dirigieron al evento que se abriría con un discurso del profesor Carlos Medina en el que dedicó los esfuerzos por la programación del 51 aniversario de la desaparición física de Camilo Torres, mediante un homenaje a Bernardo Arias (q. e. p. d.), quien logró mantener viva la memoria del sacerdote a través de múltiples proyectos que llevó a cabo a lo largo de su vida y que convergieron en bastantes esfuerzos culminados por sintetizar el pensamiento de Camilo y hacer que este trascendiera en las comunidades colombianas.

Contaría además con la participación de importantes camilistas, a través de la apertura del foro de participación popular, encabezado por el profesor Bladimir Zabala; la representante de la Mesa Social por la Paz, Diana Sánchez; y, en nombre de los estudiantes, la militante del Congreso de los Pueblos y Identidad Estudiantil , María Camila Mahecha. En este, se hizo énfasis en la necesidad de participación de la comunidad en la consolidación de la paz en el país, optando por una democracia directa, vinculante y decisoria; además, se profundizó en la categoría de los estudiantes, quienes, al ser privilegiados y libres, debemos ser constructores de paz.

Cuando se les preguntaba a los presentes al evento acerca de por qué la juventud debía aprehender las enseñanzas de Camilo, muchos respondían afirmando que estas aún tenía vigencia, así como la tuvieron hace 50, 60 años y el conocerlas, entenderlas y ponerlas en práctica permitiría que los jóvenes se adueñaran de su realidad. Es por ello, que con respecto a este último punto, la compañera María Camila Mahecha, en su intervención, extendió una invitación a todos los estudiantes para que continuáramos con la línea del Muniproc, impulsada por Camilo, aquella que pretendía comprometer a los jóvenes con las condiciones de su país a través de la vinculación de este sector con los sectores históricamente más golpeados.

12074703_10209168166507841_6947584329417158029_n

La charla además contó con la participación de María Elvira Naranjo, quien presentó un perfil general del sacerdote Camilo Torres, y la participación de Germán Zabala quien habló un poco sobre los autores de los dos libros, exaltando su labor frente a la sociedad, a través de la academia y de la lucha social y rindiendo homenaje además a todos aquellos que han perdido su vida en la lucha por una sociedad mejor.

El evento no sólo contó con la participación de antiguos camilistas, que a través de la historia se han afianzado aún más del pensamiento de Camilo, sino que además permitió la asistencia de jóvenes y niños bastante entusiasmados. Cuando se le preguntó a uno de los más jóvenes presentes por el pensamiento de Camilo, éste nos comentó que lo que más le llamaba la atención era “que él venía de una clase alta de la sociedad y luego se dedicó a defender las clases más bajas, al campesino, al sindicalista, al estudiante”. Además, al finalizar el evento, todos los jóvenes se vieron bastante animados ante la posibilidad de acceder al libro del profesor Medina.

La gran concurrencia a este hecho, es la mayor muestra de que el pensamiento de Camilo Torres aún sigue vigente en la Colombia del siglo XXI. Es por eso que ahora más que nunca debemos estar unidos ante la constante determinación por la paz presente en casi todos los espacios del país. Pero no sólo debe quedarse en un reservado esfuerzo del pueblo, sino que la iniciativa debe trascender y permitir el empoderamiento popular, para que todos seamos constructores de paz. Porque “cuando el pueblo se decida a luchar hasta el fin no habrá ninguna potencia que pueda ser superior a la potencia de ese pueblo que quiere su libertad”. Aprehendamos las enseñanzas de Camilo, saquémoslas de los libros, de la academia, y pongámoslas en práctica, para ver si de esa forma, lograremos por fin una sociedad mejor, y que su muerte y que su vida, no sean en vano.

“Y cuando ellos bajaron
por su fusil,

se encontraron que el pueblo

tiene cien mil.

Cien mil Camilos prontos

a combatir,

Camilo Torres muere

para vivir”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: