Comunicación a la comunidad universitaria de la Universidad Pedagógica Nacional

“No aceptes lo habitual como cosa natural. Porque en tiempos de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural. Nada debe parecer imposible de cambiar”.
Bertolt Brecht

canchas-upn

Foto de la agencia pedagógica de noticias

Hoy como Representantes de los diferentes estamentos de la comunidad universitaria ante diversos órganos colegiados de la Universidad, manifestamos nuestra opinión sobre una posible culminación de la labor del profesor Adolfo León Atehortúa como Rector de la Universidad Pedagógica Nacional, y las impresiones que nos ha generado dicha noticia.

A nuestro juicio, las diferentes problemáticas por las que atraviesa la Universidad dan cuenta no solo de la enorme crisis a la que nos arrojó el reiterativo incumplimiento de los Gobiernos Nacionales para garantizar el funcionamiento efectivo de la educación superior pública, sino también, de un débil tejido social que hemos olvidado construir quienes habitamos cotidianamente la Pedagógica. Seguramente las reacciones por la renuncia aún no oficial del profesor Adolfo son tan variadas como siempre lo son las discusiones en nuestros estamentos universitarios, cuestión que consideramos debería ser provechosa. Sin embargo, hemos olvidado como Comunidad Universitaria rescatar la riqueza que trae consigo la diferencia, los debates y la posibilidad de construirnos desde distintos lugares; por el contrario, nos hemos dedicado a profundizar la amargura, el odio y los señalamientos entre personas, dejando de lado que somos precisamente personas las que asumimos los espacios del debate político y pedagógico, y por tanto ningún espacio estará exento de errores y dificultades, incluso en el gobierno de la Universidad, pero siempre con la moral y la ética en alto de una apuesta honesta en las decisiones que se han tomado. Frente a este panorama manifestamos que la carta del rector nos debe llamar al debate humanizado, propositivo y responsable, pues aun cuando no siendo oficial su renuncia por el trámite ante el Consejo Superior, confirmamos su autoría por parte del profesor Atehortúa, y su descontento fruto de diferentes rupturas, señalamientos y situaciones que nos debe llevar a asumir en este momento los debates con argumentos y desde el respeto y valoración por el otro, reconociendo los avances y los cambios importantes que ha tenido la universidad con el actual gobierno universitario, pero así mismo, evidenciando debatiendo y transformando los errores. Por otra parte, nosotros/as como egresados, docentes y futuros educadores debemos ser enfáticos en pedir la continuidad del Rector en su labor de liderazgo del Plan de Desarrollo Institucional definido por el conjunto de la Universidad, en una apuesta político-pedagógica de construir un proyecto alternativo de cara a las necesidades de la educación, que ha tenido como filosofía la defensa de la educación pública, el acompañamiento a los procesos de paz con la insurgencia colombiana, el dialogo con los diferentes estamentos de la Universidad, la exigencia de proyectos y presupuestos que re dignifiquen las condiciones para cumplir la misionalidad de la UPN ante el país; ser la formadora de formadores en un nuevo tiempo de Colombia.

La rectoría en cabeza del profesor Adolfo, tiene toda la legitimidad al haber sido definida por la comunidad universitaria, la totalidad del Consejo Superior y el apoyo que él como dirigente educativo tiene por sus acciones en lo que hasta hoy ha sido su gestión como rector, esta tarea debe ser culminada pues no se trata solo de la gestión de una persona sino de la concreción de un proyecto educativo alternativo tan necesario para la Universidad después de años de gobiernos universitarios que no lograron tener tal sintonía con las necesidades de la UPN. Así mismo, consideramos que el actual proceso de reformas al interior de la Universidad, requiere de la presencia de la actual rectoría, pues nos es imposible negar el ambiente favorable de cambio en la universidad gracias a su labor y a pesar de las críticas propias de cualquier proceso educativo y social.

Llamamos a estudiantes, egresados y otros estamentos de la universidad, a retomar el trabajo mancomunado, como hace unos años, pues consideramos que lo más coherente por parte de la comunidad universitaria es reafirmar con nuestras prácticas la universidad que soñamos, propuesta que sin temor a equivocarnos necesita de un liderazgo sabio, respetuoso y comprometido como el que ha venido desarrollando el Rector Atehortúa.

Atentamente.
Amalfi Bocanegra Representante Estudiantil Consejo Superior
Santiago Hernández Representante Estudiantil Principal de Pregrado Consejo Académico Diego Sánchez Representante Estudiantil Suplente de Pregrado Consejo Académico
Lewis Leonardo Barriga Representante Estudiantil Principal de Posgrado Consejo Académico
Diana Corena Representante Estudiantil Suplente de Posgrado Consejo Académico
Jorge Virviescas Representante de Egresados Principal Consejo Superior
Linda Cárdenas Representante de Egresados Suplente Consejo Superior
María Angélica Molina Representante de Profesores Consejo Superior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s