Víctima De Falso Positivo Judicial Le Escribe Carta A Mateo Gutierrez León

Lorena Romo es politóloga de la Universidad Nacional De Colombia, hace 2 años junto con otras 12 personas fue victima de un falso positivo judicial, ahora desde el exilio le escribe las siguientes palabras a Mateo Gutierrez León, un estudiante de sociología quien ahora se encuentra en las mismas condiciones:

Marzo 2 de 2017.

Mateo, estimado compa. Desde la distancia te hago llegar estas cortas palabras, que si bien no llenarán el vacío que deja el peso de las jaulas, los fuertes gritos de los dragoniantes y el sin sabor de la comida que no sacia tu hambre, las leerás y releerás cuando todo esté oscuro. Te escribo desde la lejanía y con la rabia que provocan las injusticias. Te escribo desde el exilio, desde la ausencia de esas calles que te extrañan, que me extrañan, que nos extrañan. Creo saber lo que sientes, lo que piensas, supongo que escribirás en tus ratos libres, haces ejercicio para aligerar la mente. Quizá en las noches no puedas conciliar el sueño y vengan a tu mente el rostro de tus compas, el rostro de tus padres, el rostro de nuestra patria que sigue desangrándose. Quizá tengas frío, ese frío profundo que no es siquiera por la colchoneta que te dieron los primeros días, sino el frío del alma, el sinsabor que deja el saberte preso de un sistema que aún está lleno de desigualdad.

maxresdefault.jpg

Seguro no nos conocemos, pero alcanzo a imaginar la indignación que esto produce a diario en tu familia, las lágrimas que pueden estar recorriendo en este mismo instante los rostros de tus papás que con valentía día a día salen en tu defensa… Pero también estoy segura que la solidaridad de tus amigxs, de lxs compas de la u y tus círculos más cercanos, son voces que te llenan de fortaleza y ganas de seguir luchando. Aunque sea cliché, la cárcel es una trinchera más y no es solamente para organizar o trabajar con otros presos que te rodeen, sino para ver desde ahí con una óptica reflexiva y sistemática la realidad de otra gente que no piensa como tú o como yo. Siempre viene a mi una frase que me dijo el papá de un amigo hace muchos años: lo importante siempre es que uno pase por un lugar, no que el lugar pase sobre ti. Ahí está la clave de la huella, de la lucha que das en ese nuevo lugar.

Ya van a ser dos años de la farsa judicial que montaron sobre mí y otros 12 hermanos más. Te hablo desde el corazón, desde las transformaciones radicales que trajo nuestro paso por la cárcel. Yo te mando toda mi fuerza, estoy contigo, mi familia está con tu familia. Te hablo desde lo que viví y también me recomendaron: se fuerte, párate duro siempre que tengas que hacerlo, no le tengas miedo a lo inquisitorial que puede ser el teniente que llama al orden a las 6 de la mañana. Lee mucho, escribe demasiado y sobre todo no dejes que se apague la esperanza de que esta pesadilla se acabará pronto. Piensa que las calles bogotanas te esperan, te anhelan, te quieren siempre fuerte para seguir batallando por la dignidad. Supongo que esto ya lo sabes, ya lo haces, puede ser repetitivo pero hazlo, en serio que sí.

Colombia-no-más-falsos-positivos-e1437777206303

Tengo mucha esperanza en que pronto estarás libre, pero te mando también mucha dosis de paciencia, esa a veces no está entre nosotros tan presente como quisiéramos. Y piensa siempre que tu estás ahí porque piensas diferente, porque sueñas y construyes un país diferente, la cabeza siempre arriba incluso frente a esos medios de comunicación que buscan pisotearnos y mostrarnos como lo que no somos. Sigue batallando, afuera te esperan y deseo muy sinceramente que cuando se acabe el exilio que me tocó vivir, poder conocerte y abrazarte. Compartirte las cosas que leí, las cosas que escribí y lo fuerte que me hice después de ese paso por ahí.

Un saludo de amor revolucionario y fuerza, mucha fuerza!!!

At, Lorena Romo Muñoz

Politóloga Universidad Nacional De Colombia

Victima De Falso Positivo Judicial

Exiliada política

MOVILIZACIÓN NACIONAL POR EL DESMONTE DEL PARAMILITARISMO, LA IMPLEMENTACIÓN DE LOS ACUERDOS Y EL APOYO A LOS DIÁLOGOS CON EL ELN

PAZ SIN CRÍMENES DE ESTADO

Durante los últimos años ha quedado en evidencia que el paramilitarismo no fue realmente desmovilizado, al contrario, continúa actuando contra líderes sociales, sindicales y defensores/as de derechos humanos. Las denuncias sobre presencia de hombres armados en los territorios, amenazas, hostigamientos, atentados y homicidios son una constante en el día a día de las comunidades.La paz sigue siendo un sueño y un anhelo, que se posterga por la violencia sistemática de estos grupos armados que actúan con total impunidad.

movice.jpg

La implementación del acuerdo no da más espera ni dilaciones. El Gobierno y los congresistas tienen un mandato histórico de hacer que las medidas de protección y seguridad sean una realidad para #QueNoSeRepita. Del mismo modo, el principio de centralidad de las víctimas debe ser prevalente y garantizar su participación tanto en los debates de implementación, como en los diálogos con el ELN.

Por todo ello, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), organizaciones sociales, de derechos humanos y movimientos políticos y sindicales hacemos un llamado a la sociedad colombiana a conmemorar este lunes 6 de marzo el Día de la Dignidad de las Víctimas de Crímenes de Estado en una movilización nacional que se desarrollará a lo largo del día en distintas ciudades del país.

En Bogotá, invitamos a todo/a aquel que quiera participar a portar la foto de su ser querido/a colgada del pecho para construir una gran galería de la memoria que caminará desde la plaza Eduardo Umaña (Cra. 7ª – Cll.20) a las 4 pm hasta la plaza de Bolívar.

En Barrancabermeja: Plantón 09 am en la Plazoleta parqueadero de la Dian

En Cali: Plantón 09 am en la Plaza San Francisco

En Manizales: Plantón 10 am ante el Palacio de Justicia

En Medellín: Plantón 4 pm en Plaza de Botero

En San Juan de Pasto: Plantón 09 am frente a la Fiscalía de Justicia Transicional

En Sincelejo: Plantón 10 am en la Plaza Olaya Herrera

En Villavicencio: Plantón 10 am Parque de Banderas

En Barranquilla: 8 de marzo 4 pm Marcha desde el parque Estercita Forero hasta la Plaza de la Paz

En Sogamoso: 11 de marzo Plantón 09.00 am en la Plaza de la Villa

-Vía MOVICE (Movimiento Nacional De Victimas de Crímenes De Estado)-

En la Nacho con Arte y Cultura se rechazan los Falsos Positivos Judiciales

Aún en tiempos de paz la política de persecución y amedrantamiento del movimiento social no termina,  la violencia política por parte del Estado no ha cesado, por el contrario se ha venido agudizando a través de amenazas, asesinatos y encarcelamientos selectivos contra  líderes campesinos,  trabajadores y estudiantiles. Tan solo en el 2016 se presentaron mas de 80 asesinatos y 49 atentados esto sin tener en cuenta a quienes no son registrados, los encarcelamientos  son la nueva modalidad de eliminación política siendo pan de cada día. La semana pasada tres trabajadores de la USO y un Estudiante de Sociología de la Unal fueron capturados. A los trabajadores les imputaron cargos  por bloqueo de vías, mientas que al estudiante lo acusan de ser responsable de activar cargas explosivas en la ciudad de Bogotá.

17091303_210343619442915_547552913_o

Parece que las instituciones judiciales y policiales colombianas en su incapacidad de arrojar resultados frente a estos hechos de violencia, buscan la manera de implicar a los diferentes miembros de organizaciones sociales y políticas acudiendo a los llamados falsos positivos judiciales.

Es oportuno volver 2 años atrás, cuando la Fiscalía junto con la Policía detuvieron a 13 estudiantes y trabajadores del Congreso de los Pueblos. Por un lado, la prensa nacional les acusó públicamente de la planeación y activación de los petardos puestos junto al Porvenir de la Calle 72; mientras que, por otro lado, en la diligencia  judicial se les acusó de una protesta estudiantil en la Universidad Nacional. Asimismo, se hicieron públicas sus conversaciones telefónicas y a uno de ellos le dieron el alias de “el Profe”, debido a que, según ellos, un profesor de la Universidad Nacional era la cabecilla de grupo, información que el mismo Rector Ignacio Mantilla desmintió a través de un comunicado que nunca fue emitido televisivamente.

La política de los Falsos Positivos no se detiene, el pasado jueves 23 de febrero fue detenido el estudiante Mateo Gutiérrez León en respuesta a los últimos atentados ocurridos contra instituciones públicas y privadas. Es lamentable que ante la imposibilidad de encontrar culpables, se acuse a un estudiante de sociología y sea privado de su libertad, hallando en su pensamiento crítico un justificante a la persecución no solo judicial, sino además mediática; puesto que, a pesar de no haber pruebas judiciales concretas, el show mediático ha sido vergonzoso.

La comunidad Universitaria de la Nacho (Universidad Nacional de Colombia), rechaza tajantemente el encarcelamiento del estudiante de sociología. Por medio de plantones, actos culturales y académicos se ha demostrado la total oposición a la reclusión de un joven que por su condición de estudiante crítico se encuentra hoy en una cárcel colombiana y no discutiendo y construyendo conocimiento para las necesidades de la sociedad colombiana.

El día 02 de marzo se realizó la toma cultural en el departamento de sociología de la Universidad Nacional llamando a la solidaridad y apoyo a Mateo Gutiérrez, con intervenciones musicales que en medio de la gente buscaban por un lado informar a quienes no sabían del caso, pero además generar conciencia desde el arte y la cultura  para que este tipo de hechos no se vuelvan a repetir, fue muy enfático el evento en recalcar ¿Cuántos más falsos positivos tendrán que pasar para que el departamento y la universidad se pronuncie? además de anunciar que pudo haber sido cualquier miembro de la comunidad.

17101927_10155158120521052_1182449258_n

El día 03 de marzo se convoca a un plantón en el bunker de la fiscalía a las 2:00 pm para darle todo el apoyo a Mateo, pero sobre todo reclamarle al estado la presunción de inocencia y la libertad para él.

Seguimos construyendo pensamiento crítico, seguimos construyendo academia y cultura para la emancipación.

UNA SEMBLANZA DEL ESTUDIANTE MATEO GUTIÉRREZ LEÓN

El profesor Miguel Angel Herrera del departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional De Colombia, escribió la siguiente semblanza sobre Mateo Gutierrez León, Un estudiante de sociología de la misma universidad quien es victima de un falso positivo judicial:

“Durante la semana que termina se viene haciendo mención a dos estudiantes de sociología de la Universidad Nacional. Yo conocí a uno de ellos, Mateo Gutiérrez León el semestre pasado, porque fue uno de los estudiantes que cursó conmigo la asignatura electiva dedicada al estudio del pensamiento de Antonio Gramsci. A lo largo del semestre, el joven estudiante respondió a cabalidad con los compromisos académicos, y obtuvo por ello la calificación correspondiente. En ninguno de sus actos, Mateo mostró actuaciones desobligantes o un tratamiento que no fuera el normal y cordial de un estudiante con sus compañeros de clase y conmigo. Dispuesto siempre a contribuir con sus apreciaciones y comentarios a los asuntos que tratamos.

libertadmateo

Antes de escribir estas líneas comenté con la monitora de mi curso, para tener certeza completa de lo que digo y pienso de este joven, su disposición para el estudio del curso, y el cuidado en atender a las obligaciones de clase. Por lo dicho estoy sorprendido, y extrañado, de que lo llamen con el alias de Mateo, y lo señalen como responsable de actuaciones ilegales o criminales, y en lugar de estar asistiendo a sus clases, normalmente, tengan a Mateo Gutiérrez en una cárcel ahora.

Estoy, como tantos otros miembros de la comunidad universitaria de la Nacional, a la expectativa de que las autoridades precisen sus apreciaciones y sindicaciones que se han apresurado a hacer circular por los medios de comunicación. Colombia, en ningún caso, y menos tratándose de un joven estudiante, quien de suyo piensa y debate los problemas del país en las clases regulares a las cuales asiste, puede ser objeto de la triste e insultante “doctrina Ñungo,” donde lo que se presume es la culpa o el dolo, y no la inocencia de las personas, por parte de las autoridades.

No me cabe la menor duda, que las directivas de la Universidad Nacional, desde el Rector hasta los más inmediatos colaboradores, y las instancias Jurídica, de Bienestar, la facultad de Ciencias Humanas, y la carrera de Sociología, a la mayor brevedad, se pronunciarán como corresponde. Tampoco dudo que asistirán a los dos estudiantes de sociología, quienes aparecen encartados de manera intempestiva, insólita, expuestos de manera irresponsable al amarillismo de los medios de comunicación.

La reunión de este lunes 27 de febrero, que vienen convocando los estudiantes de sociología, a través de las redes sociales, será oportunidad propicia para enterarnos a todos con el mayor detalle de la situación. Para brindarle solidaridad a los jóvenes, y las correspondientes asistencias institucionales de parte de la Universidad Nacional de Colombia, mientras se determina la verdad de las imputaciones que se les endilgan, conforme con los procedimientos establecidos por la justicia penal y la guarda de los D.H. fundamentales”

Comunicación a la comunidad universitaria de la Universidad Pedagógica Nacional

“No aceptes lo habitual como cosa natural. Porque en tiempos de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural. Nada debe parecer imposible de cambiar”.
Bertolt Brecht

canchas-upn

Foto de la agencia pedagógica de noticias

Hoy como Representantes de los diferentes estamentos de la comunidad universitaria ante diversos órganos colegiados de la Universidad, manifestamos nuestra opinión sobre una posible culminación de la labor del profesor Adolfo León Atehortúa como Rector de la Universidad Pedagógica Nacional, y las impresiones que nos ha generado dicha noticia.

A nuestro juicio, las diferentes problemáticas por las que atraviesa la Universidad dan cuenta no solo de la enorme crisis a la que nos arrojó el reiterativo incumplimiento de los Gobiernos Nacionales para garantizar el funcionamiento efectivo de la educación superior pública, sino también, de un débil tejido social que hemos olvidado construir quienes habitamos cotidianamente la Pedagógica. Seguramente las reacciones por la renuncia aún no oficial del profesor Adolfo son tan variadas como siempre lo son las discusiones en nuestros estamentos universitarios, cuestión que consideramos debería ser provechosa. Sin embargo, hemos olvidado como Comunidad Universitaria rescatar la riqueza que trae consigo la diferencia, los debates y la posibilidad de construirnos desde distintos lugares; por el contrario, nos hemos dedicado a profundizar la amargura, el odio y los señalamientos entre personas, dejando de lado que somos precisamente personas las que asumimos los espacios del debate político y pedagógico, y por tanto ningún espacio estará exento de errores y dificultades, incluso en el gobierno de la Universidad, pero siempre con la moral y la ética en alto de una apuesta honesta en las decisiones que se han tomado. Frente a este panorama manifestamos que la carta del rector nos debe llamar al debate humanizado, propositivo y responsable, pues aun cuando no siendo oficial su renuncia por el trámite ante el Consejo Superior, confirmamos su autoría por parte del profesor Atehortúa, y su descontento fruto de diferentes rupturas, señalamientos y situaciones que nos debe llevar a asumir en este momento los debates con argumentos y desde el respeto y valoración por el otro, reconociendo los avances y los cambios importantes que ha tenido la universidad con el actual gobierno universitario, pero así mismo, evidenciando debatiendo y transformando los errores. Por otra parte, nosotros/as como egresados, docentes y futuros educadores debemos ser enfáticos en pedir la continuidad del Rector en su labor de liderazgo del Plan de Desarrollo Institucional definido por el conjunto de la Universidad, en una apuesta político-pedagógica de construir un proyecto alternativo de cara a las necesidades de la educación, que ha tenido como filosofía la defensa de la educación pública, el acompañamiento a los procesos de paz con la insurgencia colombiana, el dialogo con los diferentes estamentos de la Universidad, la exigencia de proyectos y presupuestos que re dignifiquen las condiciones para cumplir la misionalidad de la UPN ante el país; ser la formadora de formadores en un nuevo tiempo de Colombia.

La rectoría en cabeza del profesor Adolfo, tiene toda la legitimidad al haber sido definida por la comunidad universitaria, la totalidad del Consejo Superior y el apoyo que él como dirigente educativo tiene por sus acciones en lo que hasta hoy ha sido su gestión como rector, esta tarea debe ser culminada pues no se trata solo de la gestión de una persona sino de la concreción de un proyecto educativo alternativo tan necesario para la Universidad después de años de gobiernos universitarios que no lograron tener tal sintonía con las necesidades de la UPN. Así mismo, consideramos que el actual proceso de reformas al interior de la Universidad, requiere de la presencia de la actual rectoría, pues nos es imposible negar el ambiente favorable de cambio en la universidad gracias a su labor y a pesar de las críticas propias de cualquier proceso educativo y social.

Llamamos a estudiantes, egresados y otros estamentos de la universidad, a retomar el trabajo mancomunado, como hace unos años, pues consideramos que lo más coherente por parte de la comunidad universitaria es reafirmar con nuestras prácticas la universidad que soñamos, propuesta que sin temor a equivocarnos necesita de un liderazgo sabio, respetuoso y comprometido como el que ha venido desarrollando el Rector Atehortúa.

Atentamente.
Amalfi Bocanegra Representante Estudiantil Consejo Superior
Santiago Hernández Representante Estudiantil Principal de Pregrado Consejo Académico Diego Sánchez Representante Estudiantil Suplente de Pregrado Consejo Académico
Lewis Leonardo Barriga Representante Estudiantil Principal de Posgrado Consejo Académico
Diana Corena Representante Estudiantil Suplente de Posgrado Consejo Académico
Jorge Virviescas Representante de Egresados Principal Consejo Superior
Linda Cárdenas Representante de Egresados Suplente Consejo Superior
María Angélica Molina Representante de Profesores Consejo Superior

Sobre el comunicado de retiro de Adolfo Atehortúa.

adolfo_atehortua_posesion

Foto tomada de la agencia pedagógica de noticias. Acto de posesión de Adolfo Atehortúa 2014

Compartimos la siguiente noticia, desafortunada a nuestro juicio, afirmando que proviene directamente del Profesor Adolfo Atehortúa y que hasta la fecha tal decisión no es oficial. Así mismo queremos compartirles por qué leemos como desafortunada esta situación.

“MI RETIRO”
El 1º. de julio de 2014 asumí la rectoría de la Universidad Pedagógica Nacional como cabeza de un reto colectivo para transformarla. Desde entonces, son muchos los logros y menos los errores. Con un horizonte claro, que se dibujó en el Plan de Desarrollo, acumulamos procesos y avanzamos paso a paso venciendo cada obstáculo.

Abrimos la democracia y la participación de la comunidad universitaria en la construcción de su propia perspectiva y levantamos un talante diferente para la convivencia y el entendimiento con los estamentos universitarios; logramos la acreditación institucional y enfrentamos con energía el trabajo por la acreditación de las licenciaturas; desenredamos la situación de Valmaría, en todos sus aspectos, y trazamos un norte para resolver de fondo y a futuro los problemas de la planta física en toda la Universidad y el IPN sin renunciar a nuestra presencia estratégica en la Calle 72; manejamos con toda pulcritud los recursos, dotamos a la Universidad y al IPN de todo cuanto estuvo a nuestro alcance en obras, tecnología, materiales de laboratorio y educativos,  y logramos la superación del insistente déficit financiero y contable; ampliamos sin precedentes la atención, el servicio y el apoyo a nuestros estudiantes; alcanzamos registros históricos para la obtención de recursos propios que hicieron viable la atención de los requerimientos básicos para el funcionamiento de la universidad; registramos notables desarrollos en investigación, publicaciones e internacionalización; mejoramos, en lo que fue posible, la planta profesoral y los sistemas de contratación profesoral, defendiendo la formalización laboral en espacios gubernamentales; propusimos un camino para propiciar la discusión de reformas en lo académico, lo estatutario y orgánico, a veces incomprendido; recuperamos el reconocimiento de la universidad en el país y más allá de sus fronteras; ganamos espacios con el Sistema Universitario Estatal, con las Universidades Pedagógicas de América Latina y con organismos internacionales; finalmente, saltamos al escenario de la política con posicionamientos y propuestas claras para la obtención de mayor presupuesto no solo para el IPN y la Universidad sino, en general, para la Educación Superior Pública. De todo lo enunciado da razón nuestra permanente rendición de cuentas, las comunicaciones ofrecidas en cada inicio de semestre, la información constante que intentamos mantener.

Pese a ello, el colectivo del proyecto se fue desmoronando. Los tres sindicatos de la universidad han levantado una falsa acusación en mi contra que se niegan reiteradamente a enmendar, y la Asamblea de Delegados de ASPU emite un comunicado con desobligantes y falaces señalamientos que desdicen de mi investidura y mi persona. El ideal de un proyecto que buscaba la recuperación de la Universidad y la Defensa de la Educación Pública, se trastorna con las renuncias que se superponen a las acciones fraternas, tolerantes y reflexivas; se perturba con el rumor, la distorsión y las acciones veladas para socavarlo sin escuchar razones ni valorar esfuerzos; con el continuo trasegar de derechos de petición, quejas, reclamos, cartas abiertas y anónimos cuyas respuestas han pasado a ocupar eternas horas de trabajo dilapidando las ocupaciones y los objetivos más importantes. Brilla la indiferencia y la solidaridad se carcome, florecen las disputas y la antropofagia practicada contra directivos por la simple prevención o rencores personales.

Por más de un año, ajustando al ideal el sacrificio, he aplazado una intervención quirúrgica por evadir una incapacidad prolongada que me alejaría de la dirección universitaria, sometiéndome, en consecuencia, a un dolor que se hace irresistible. Agotado y enfermo, inferior en mis fuerzas, decido retirarme. Agradezco a quienes, sin condiciones y con abnegación encomiable, acompañaron el proyecto hasta el último momento con la esperanza que alimentaron a diario con sus propios logros.

Doy paso a mis hijos, a la investigación y mis clases en este período olvidados. La cuenta regresiva que inicié desesperado, llega hoy al límite.    

Adolfo León Atehortúa Cruz  

Bogotá, febrero 25 de 2017

Consideramos que todo proceso con enfoques, perspectivas y dinámica de cambio en pro de la defensa de la universidad pública, su democracia y autonomía, debe persistir, aún a sabiendas de que han existido diferentes dificultades y errores, que no deben ocultarse pero tampoco sobredimensionarse. Dificultades y errores que no pueden reducirse a un “pin pon” de culpas sino que requieren analizarse con lupa, asumir la rectoría de una universidad que llevaba décadas siendo conducida por administraciones que querían acabar la esencia pública de la UPN no se podrían resolver de solo buenas voluntades o en un abrir y cerrar de ojos. Consideramos que no se puede tirar por la borda unas proyecciones que en su momento se asumieron de manera colectiva y que requieren todavía de la presencia de un liderazgo sabio, respetuoso y dedicado como el que ha venido desarrollando el Rector Atehortúa. Hacemos un llamado a la comunidad universitaria, de la cual hacemos parte, para exhortar al profe Adolfo a no hacer efectivo su retiro, a que reafirmemos de nuevo la universidad que soñamos y que necesitamos construir de manera conjunta. Es momento de hacer un alto en el camino pero no para desechar los avances de la Pedagógica en los últimos años sino para enmendar errores e incentivar de nuevo la participación consiente y crítica de todos los estamentos universitarios.

Aula & Palabra

La Absurda Pobreza De La Educación Terciaria En Colombia

Reestructuración del sistema educativo en aras de la pacificación de la sociedad

“La eficacia de la educación para preparar los futuros obreros, contabilistas, ingenieros, médicos o administradores, se mide por las habilidades que el individuo adquiera para realizar tareas, funciones u oficios dentro de un aparato burocrático o productivo. Su eficacia depende también del dominio de determinadas técnicas, poco importa que la realización de las tareas productivas coincida con los proyectos o expectativas del hombre que las realiza. “Estanislao Zuleta

12108745_1057624344250036_4130079793925073533_nA modelo de país, modelo de educación. Colombia pasa hoy por un momento histórico en el cual se puede dar la posibilidad de solución política al conflicto armado gracias a la presión y movilización social que busca una paz con cambios estructurales que permita dignificar la vida en todas sus dimensiones; la educación históricamente ha cumplido la función social de poder solucionar las problemáticas que se presentan en el país pero sobre todo de potencial científico para construir esa paz que históricamente hemos buscado.

El modelo económico neoliberal, plantea la educación como una mercancía más, la política del gobierno nacional se ve plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018 el cual tiene como objetivo construir una Colombia en paz con equidad y educación,  en armonía con los estándares de la Organización Para La Cooperación y El Desarrollo Económico (OCDE), Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) entre otros entes multilaterales. Bajo estas directrices se construyen las bases de la política pública, allí se diseña para el sector educativo la política pública denominada Acuerdo por lo Superior 2034 y la creación del Sistema Nacional de Educación Terciaria según el artículo 58 del PND “Créese el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET), conformado por toda aquella educación o formación posterior a la educación media, cuyo objeto es promover el aprendizaje a un nivel elevado de complejidad y especialización”.

Es por medio del plan nacional de desarrollo 2014 – 2018, donde se le da constancia al proceso de adecuar el país a requerimientos internacionales, de los cuales la educación se perfila en el campo del trabajo, según lo expuesto en el acuerdo por lo superior 2034, se resalta la necesidad de avanzar hacia la organización de un sistema de educación terciaria equitativo y armonizado, que favorezca la articulación entre la educación básica, media, superior y la educación para el trabajo y el desarrollo humano. Es así que el Plan Decenal para la educación el cual ha sido trabajado en décadas anteriores a partir de espacios totalmente excluyentes a la comunidad educativa, planteará seguramente lineamientos y programas para seguir fortaleciendo la implementación del SNET.

Siendo la educación un pilar fundamental para la sociedad el gobierno actual ve la necesidad de fundamentar una política que pueda desarrollar los intereses políticos económicos del capitalismo moderno, el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET) es una de las apuestas del gobierno nacional para la reproducción de mano de obra barata pauperizando cada vez más al sector trabajador. Esta política responde a necesidades para el desarrollo económico capitalista, donde la educación como motor y progreso busca la formación de técnicos y tecnólogos conectando de manera estructurada la educación con el mercado laboral y el sector productivo.

Lo más preocupante de este plan es que se quiere implementar por medio de Fast Track “vía rápida”, mecanismo que reduce las competencias del congreso, y abrevia los términos de la aprobación de reformas legales, es una excepción a las reglas ordinarias de aprobación de reformas constitucionales y legales, que por ello padece de un cierto déficit democrático, este se justifica por la necesidad de implementar rápidamente el Acuerdo de Paz. En un evento de la Universidad Libertadores el negociador del gobierno Humberto de la calle planteo que el mecanismo de Fast Track “tiene que ser usado con mucho cuidado, hay ideas sueltas de reforma política, lo que yo recomendaría es que no podemos usar desbordadamente este mecanismo, tenemos que ser estrictamente rigurosos en utilizarlo exclusivamente para aquello que se deriva de lo acordado”  lo cual hace cuestionar si el SNET estuvo dentro de lo acordado en la Habana y si ha sido construido socialmente como una necesidad; el fast track por ser un mecanismo “especial, excepcional y transitorio”, como lo precisa la corte en la sentencia C-699 de 2016, debe entonces estar reservado exclusivamente a implementar el acuerdo de paz.

El gran mico que tiene este Fast Track es que se aprovecha de la necesidad de implementar los acuerdos de paz, para unificar el sistema nacional de educación, dándole prioridad sobre todo a la educación terciaria. “En julio del 2015, las instituciones de educación superior colombianas ofrecieron 10.765 programas distintos, de los cuales el 2% correspondía a programas doctorales, el 17% a títulos de maestría, el 25% a especializaciones, el 35% a títulos universitarios y el 21% a títulos no universitarios (MEN, s. d. d.). Las universidades ofrecieron el 67% de todos los programas, las instituciones universitarias ofrecieron el 21%, los institutos tecnológicos el 8% y las instituciones técnicas profesionales el 4% (CESU, 2014). De los 10.765 programas, el 63% fue ofrecido por instituciones privadas” (MEN, s. d. d.)

La propuesta de estructura que se tiene del SNET es la siguiente

t

Ref- Documento de lineamientos de política pública del M.E.N

Según la clasificación internacional normalizada de educación (CINE) son 8 niveles por los cuales pasa el sujeto en proceso formativo, a partir de la propuesta del SNET se busca hacer un solo sistema del nivel 5 al 8 donde la explicación está en el equivalente del SNET.

“-Nivel CINE 5 Educación Técnica Superior. Los programas de nivel CINE 5, conocidos en el mundo como educación terciaria de ciclo cortó 4 o Educación Técnica Superior. Es el primer nivel del pilar técnico que conduce al título de “Técnico Superior en…”. El ingreso a programas de nivel CINE 5 requiere la conclusión exitosa de programas de nivel CINE 3 que de acceso a la educación terciaria. El programa de Técnico Superior es el equivalente a los actuales niveles de Técnico Profesional y Tecnólogo (como se explica en la siguiente sección). –

-Nivel CINE 6 Universitario o Equivalente: Los programas de nivel CINE 6 universitario (o equivalente). Corresponde al primer nivel y primer título del pilar universitario y al conocido hoy como nivel de pregrado. El ingreso a estos programas requiere la conclusión de un programa de nivel CINE 3 que otorgue acceso a la educación terciaria.

-Nivel CINE 6 Especialización Técnica: Los programas de especialización técnica de la educación terciaria se clasifican en el nivel CINE 6. Corresponden al segundo título en el pilar técnico. Buscan profundizar en campos más específicos en la educación técnica. El ingreso a estos programas requiere la conclusión de un programa técnico superior de nivel CINE 5. 4 Ciclo corto se refiere a una menor duración en términos de tiempo para culminar el Nivel CINE 5

-Nivel CINE 7 Especialización Universitaria y, Maestría Universitaria o Equivalente: estos programas de nivel CINE 7, conducen a un segundo título (o tercer título en caso que haya recibido un título como especialista y esté optando por título de maestría) en el pilar universitario o a una certificación equivalente. Los programas pueden incluir un importante componente de investigación o de profundización en competencias profesionales, aunque no otorgan las certificaciones relacionadas con el nivel de doctorado.

-Nivel CINE 7: Maestría Técnica: al igual que la maestría universitaria, la maestría técnica se clasificará en CINE 7. Corresponde a un segundo o tercer título (si desarrolló previamente una especialización técnica) en la ruta técnica. En este nivel se profundiza en un área de desempeño específica. Por lo general implica la formación de competencias de investigación, innovación y desarrollo tecnológico aplicado al sector productivo y/o de servicios. Los aspirantes a este nivel educativo requieren una experiencia laboral reconocida en áreas afines a los programas. La maestría técnica no otorga certificaciones relacionadas con nivel de doctorado.

-Nivel CINE 8 Doctorado o Equivalente: Los programas de nivel CINE 8 o nivel de doctorado o equivalente. Tiene un alto componente de investigación para la generación de nuevo conocimiento. Por lo general, este nivel concluye con la presentación y defensa de una tesis o disertación (o trabajo escrito equivalente en importancia y con calidad de publicación).” Documento de lineamientos de política pública.”

Las diferencias entre el sistema de educación universitaria y el snet radica en tres aspectos: “Primero, en cuanto a la amplitud o foco del campo de acción de las competencias a desarrollar. A mayor foco, se requiere una formación práctica más intensiva y contextualizada, con un campo de acción menos amplio. Por lo general, la educación técnica tendrá un mayor foco en comparación con la educación universitaria.” Documento de lineamientos de política pública. Este argumento no determina que la educación profesional tiene un campo de acción muy amplio y por tanto de aplicación también, puede que la educación técnica tenga mayor aplicación en un campo de acción muy reducido, lo cual la hace competitiva y mercantilista, pauperizando las condiciones laborales cada vez más específicas y explotadoras. “Segundo, las diferencias en lo extensivo y profundo del componente teórico que se requiere en cada pilar. En los currículos de la educación técnica el componente teórico será menos extensivo que en la educación universitaria.” No se cuestiona la importancia del fundamento teórico, es decir la base de la formación académica, se ve en un segundo plano, con el recorte al componente teórico se cierra la posibilidad de generar una educación crítica a la realidad y por el contrario se reproduce una educación que responda únicamente a la necesidad de la explotación y al capitalismo. Y el “tercer aspecto, es la diferencia en la complejidad de los problemas, relacionados con el “saber hacer” que se resuelve en cada pilar. Para el caso del pilar universitario, dicho “saber hacer” requiere una mayor fundamentación científica que en el pilar técnico” Es decir se instrumentaliza la educación hasta el punto de hacer todo más específico, no hay un estudio riguroso y científico que implica reflexión, sino que por el contrario se enseña a “hacer” sin “un saber hacer”.

En conclusión quedan varias cuestiones a problematizar, respecto a la financiación no hay distinción ni claridad de con qué recursos se va a dar ejecución a dicha política y la forma de distribución entre las instituciones estatales y públicas. Se continua con la orientación de disminuir con la obligación del estado de financiar la educación para que esto pase a manos de privados y continuar con el despojo por medio de la inserción del sistema financiero como posibilidad de pago de la educación, para aquellos que no cuentan con los recursos necesarios para costeársela.   Otra cuestión a problematizar es que al tener un enfoque a partir de los acuerdos de paz de la Habana y poner como sujeto principal los reinsertados y sectores rurales, se pretende avanzar hacia la cualificación de los campesinos, pero que seguramente va enfocada a convertirlos en trabajadores del campo y seguir alimentando un monopolio de la forma de producción de las tierras, en donde la figura del campesinado desaparezca y estos en vez de tener sus pequeñas propiedades pasen a ser mano de obra barata y tecnificada, entre otras incógnitas que nos quedan.

Frente a esta preocupación hacemos el llamado a la movilización y estudio constante de estas lesivas políticas que no hacen más que volver una mercancía el derecho a la educación, de igual forma hacemos la invitación el día viernes 3 de marzo de 8 am a 12 pm a la Audiencia Pública “Paz sin micos para la educación”  en el salón Boyacá del Congreso de la República.

Compartimos el link de inscripción a la Audiencia: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeb7ecpWZHYQiTU2o9oggdEE9to6BXzRjFOBHThAuChYkWBDA/viewform.

Fuente: Documentos de lineamientos de política pública

Aula Y Palabra

 

 

 

Una propuesta de Servicio Social Universitario que reivindica el legado de Camilo Torres

220px-camilo_torres_con_campesinos_colombianos51 años después de la muerte del padre Camilo Torres Restrepo muchas personas insisten hoy en el reconocimiento y la pertinencia del trabajo comunitario que Camilo, de la mano con más hombres y mujeres, desarrolló con firmeza y convicción en gran parte de la capital colombiana para los años 60. Una práctica de Investigación Acción Participativa que trajo consigo una posible salida al dilema frente a la relación de la universidad con el resto de la sociedad. Ante ello, algunos jóvenes estudiantes en la actualidad desean aportarle al momento político del país trayendo a coalición el legado de Camilo con una propuesta abierta a los estudiantes y en general a la sociedad colombiana. Se trata del “Servicio Social Universitario Tejiendo Comunidad” que a continuación se presenta en relación a MUNIPROC, el Movimiento Universitario de Promoción Comunal que se impulsó hace casi 60 años y que pretendía llevar lo aprendido de la universidad a los barrios.

 

La perspectiva de MUNIPROC hoy más necesaria que nunca

Los tiempos cambian pero hay necesidades que resueltas o no, parecieran nunca desaparecer. Hoy, que nos encontramos reafirmando la vigencia del pensamiento de Camilo Torres, resaltando su legado crítico frente a la academia y a la educación queremos proponer una primera invitación, a profundizar y trabajar en la propuesta política acerca de la unidad de los sectores populares en donde lo primordial sea la reconstrucción de los lazos sociales con el fin de solucionar las problemáticas estructurales que nos afectan tanto a mujeres, hombres, indígenas, campesinos, estudiantes y demás sectores sociales que históricamente hemos sido marginados de las decisiones políticas del país. Es por eso que resulta fundamental reconocer el ejemplo de Camilo desde la perspectiva de la participación de cada individuo, tanto organizados como no organizados, reconociéndonos todos como actores potenciales de transformación social, y principalmente los jóvenes quienes tenemos la responsabilidad y posibilidad de construir un país más digno.

Es por ello que nos permitimos compartirles uno de los aportes que consideramos fundamentales para la Colombia actual. Desde su regreso al país en 1959 Camilo destacó el papel de la educación como elemento cultural para el desarrollo social de la Nación. Invitaba a la comunidad académica a que “aprendiera de las clases populares, aprendiera del origen de su miseria, de su conformismo, de su eventual rebeldía y de su enorme potencialidad humana para transformar las estructuras.”.

La educación de calidad y contextualizada en todos los niveles es un requisito para el desarrollo social, económico, ambiental y cultural de todo país; así lo entendió Camilo Torres quien en su paso por el movimiento estudiantil dejó una impronta y renovada visión de la responsabilidad social que los futuros profesionales tenían con la sociedad.  Renovada en tanto planteaba una responsabilidad que debía materializarse en la acción

Concreta, en la práctica.  Ir a las comunidades no a observarlas pasivamente y de forma ajena, sino a interactuar con ellas y transgredir la metodología sociológica del momento, haciéndose así no solo pionero en la investigación-acción participativa; sino además conocedor de los problemas estructurales del país y sensible a la realidad colombiana de las mayorías a las que invitó permanentemente a la educación popular y movilización. Camilo encontraba, en la salida de los estudiantes de la universidad al barrio el camino para que estos se sensibilizaran de la realidad; él postulaba que el compromiso de la juventud por los cambios sólo podía originarse si los jóvenes estudiantes se vinculaban con los sectores más golpeados por la pobreza y la desigualdad social.

Partiendo de la función misional de la Universidad de formar profesionales competentes y socialmente responsables, contribuyendo a la elaboración y resignificación del proyecto de Nación, Camilo junto con otros y otras construyeron lo que se conoció como MUNIPROC ( Movimiento Universitario de Promoción Comunal) cuyo objetivos eran “ 1) Vincular estudiantes universitarios y profesionales con la realidad colombiana; 2) Investigar los recursos y necesidades de la comunidad; 3) Fomentar y coordinar los programas de acción comunal; 4) Prestar en las Comunidades subdesarrolladas atención profesional que tienda a estimular la creación de servicios permanentes a su cargo 5) Rehabilitar a esas comunidades mediante el desarrollo integral y capacitación técnica de sus miembros.” Estos objetivos intentaron ser materializados en la experiencia que los jóvenes tuvieron en el barrio Tunjuelito y Cogüa Cundinamarca. Experiencia que al día de hoy los habitantes del barrio Tunjuelito recuerdan con claridad y afecto.

Iniciativas como esa, hoy en que el país se encuentra atravesado con la ilusión y el reto de consolidar la paz se hacen necesarias de nuevo. Lograr la comunión entre la academia y la realidad social es un factor esencial en la construcción de paz territorial. Motivar el contacto efectivo de los futuros profesionales con la realidad, las necesidades y conflictos sociales en clave de aportar a su solución desde las diferentes áreas del conocimiento se presenta como el reto de la Universidad Colombiana en el siglo XXI.

Es momento de que las universidades, especialmente las universidades públicas enarbolen la bandera de la educación para la paz con fuerza en sus tres áreas misionales (docencia, investigación y extensión); buscando liderar como comunidades universitarias ejercicios de servicio social que ponga en contexto a sus estudiantes, forjando sujetos críticos y constructores de una cultura de paz; que ponga el conocimiento académico en el lugar donde más se le necesita, afuera de la universidad.

Con estudiantes de la Universidad Nacional y la Universidad Pedagógica venimos trabajando en una propuesta de Servicio Social Universitario que recoja voluntarios de la comunidad académica que asesoren y acompañen a las comunidades en sus necesidades y conflictos principales, donde el conocimiento de las carreras humanísticas, de ciencias básicas, artísticas y demás puedan aportar soluciones y herramientas prácticas para los territorios.

Espacios que incentiven la participación comunitaria, que hagan reflexionar y unir a la comunidad hacia propósitos comunes, es uno de los grandes retos que nos plantea hoy la paz. Ahora que estamos en la implementación de los acuerdos con las FARC y el inicio del proceso de negociación con el ELN los jóvenes tenemos el reto de exigir y generar espacios de participación política donde nuestra demandas, necesidades y propuestas sean vinculantes y vayan dando pasos en la transformación de Colombia.

Culminamos con una frase de quien nos congrega hoy: “sería sin embargo estéril y desgraciado que los estudiantes Colombianos que han sido la chispa de la revolución permanecieran al margen de ésta por cualquier causa; por falta de información, por superficialidad, por irresponsabilidad, o por miedo. Esperamos que los estudiantes respondan a la llamada que les hace su Patria en este momento trascendental de su historia y que para eso dispongan de su ánimo para oírla y seguirla con una generosidad sin límites”  Mensaje a los estudiantes, Camilo Torres.

Contacto – serviciouniversitario2017@gmail.com

 

Bibliografía:

Cristianismo y Revolución

Mensaje a los estudiantes, Camilo Torres

Regreso a Colombia y contacto con la realidad nacional http://www.bdigital.unal.edu.co/1245/5/04CAPI03.pdf

Documental Chircales https://www.youtube.com/watch?v=tgFZDiDf2X8

Así se Vivió La Conmemoración Camilo Vive 51 Años En La U. Nacional

¡CAMILO VIVE!

 “Donde cayó Camilo
nació una cruz,
pero no de madera
sino de luz.”

 “¡Camilo vive! ¡La lucha sigue!” era la consigna que se gritaba en la Plaza del Che de la Universidad Nacional de Colombia, cuando, después de desbordar los asientos del auditorio Camilo Torres de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas, los asistentes al evento en conmemoración del aniversario de los 51 años de la desaparición física de Camilo Torres, se tomaron la plaza para rendirle un homenaje al sacerdote, académico y revolucionario. En este evento, se presentarían además el libro Camilo entonces y ahora frente a creyentes y agnósticos del sacerdote Javier Giraldo y Camilo Torres Restrepo. La sonrisa de la esperanza del profesor Carlos Medina Gallego.

camilo-che

El evento inició a las cinco de la tarde, en una misa presidida por el padre Giraldo en la capilla de la Universidad Nacional. “El mensaje de Camilo, es un mensaje que nos llena de gusto, es lo que podemos hacer frente a una sociedad que debe ser transformada, que debe ser cambiada”, decía el sacerdote, enfrente de un grupo de personas que participaban de forma ferviente en la eucaristía. Además, el sentimiento que invadía a los presentes, era animado por los músicos, que entonaban las canciones de Camilo; “danos un corazón grande para amar, danos un corazón grande para luchar”, reivindicando así, la enseñanza del amor eficaz

Posterior a la misa, los presentes se dirigieron al evento que se abriría con un discurso del profesor Carlos Medina en el que dedicó los esfuerzos por la programación del 51 aniversario de la desaparición física de Camilo Torres, mediante un homenaje a Bernardo Arias (q. e. p. d.), quien logró mantener viva la memoria del sacerdote a través de múltiples proyectos que llevó a cabo a lo largo de su vida y que convergieron en bastantes esfuerzos culminados por sintetizar el pensamiento de Camilo y hacer que este trascendiera en las comunidades colombianas.

Contaría además con la participación de importantes camilistas, a través de la apertura del foro de participación popular, encabezado por el profesor Bladimir Zabala; la representante de la Mesa Social por la Paz, Diana Sánchez; y, en nombre de los estudiantes, la militante del Congreso de los Pueblos y Identidad Estudiantil , María Camila Mahecha. En este, se hizo énfasis en la necesidad de participación de la comunidad en la consolidación de la paz en el país, optando por una democracia directa, vinculante y decisoria; además, se profundizó en la categoría de los estudiantes, quienes, al ser privilegiados y libres, debemos ser constructores de paz.

Cuando se les preguntaba a los presentes al evento acerca de por qué la juventud debía aprehender las enseñanzas de Camilo, muchos respondían afirmando que estas aún tenía vigencia, así como la tuvieron hace 50, 60 años y el conocerlas, entenderlas y ponerlas en práctica permitiría que los jóvenes se adueñaran de su realidad. Es por ello, que con respecto a este último punto, la compañera María Camila Mahecha, en su intervención, extendió una invitación a todos los estudiantes para que continuáramos con la línea del Muniproc, impulsada por Camilo, aquella que pretendía comprometer a los jóvenes con las condiciones de su país a través de la vinculación de este sector con los sectores históricamente más golpeados.

12074703_10209168166507841_6947584329417158029_n

La charla además contó con la participación de María Elvira Naranjo, quien presentó un perfil general del sacerdote Camilo Torres, y la participación de Germán Zabala quien habló un poco sobre los autores de los dos libros, exaltando su labor frente a la sociedad, a través de la academia y de la lucha social y rindiendo homenaje además a todos aquellos que han perdido su vida en la lucha por una sociedad mejor.

El evento no sólo contó con la participación de antiguos camilistas, que a través de la historia se han afianzado aún más del pensamiento de Camilo, sino que además permitió la asistencia de jóvenes y niños bastante entusiasmados. Cuando se le preguntó a uno de los más jóvenes presentes por el pensamiento de Camilo, éste nos comentó que lo que más le llamaba la atención era “que él venía de una clase alta de la sociedad y luego se dedicó a defender las clases más bajas, al campesino, al sindicalista, al estudiante”. Además, al finalizar el evento, todos los jóvenes se vieron bastante animados ante la posibilidad de acceder al libro del profesor Medina.

La gran concurrencia a este hecho, es la mayor muestra de que el pensamiento de Camilo Torres aún sigue vigente en la Colombia del siglo XXI. Es por eso que ahora más que nunca debemos estar unidos ante la constante determinación por la paz presente en casi todos los espacios del país. Pero no sólo debe quedarse en un reservado esfuerzo del pueblo, sino que la iniciativa debe trascender y permitir el empoderamiento popular, para que todos seamos constructores de paz. Porque “cuando el pueblo se decida a luchar hasta el fin no habrá ninguna potencia que pueda ser superior a la potencia de ese pueblo que quiere su libertad”. Aprehendamos las enseñanzas de Camilo, saquémoslas de los libros, de la academia, y pongámoslas en práctica, para ver si de esa forma, lograremos por fin una sociedad mejor, y que su muerte y que su vida, no sean en vano.

“Y cuando ellos bajaron
por su fusil,

se encontraron que el pueblo

tiene cien mil.

Cien mil Camilos prontos

a combatir,

Camilo Torres muere

para vivir”